martes, 19 de febrero de 2013

Fútbol infantil en Peñaflor

Como en otras de nuestras entradas, con ésta hemos querido guardar un rincón especial para el deporte en Peñaflor, sobre todo el fútbol, que ha sacado siempre lo mejor de nosotros.
Ya desde pequeños, muchos son los que se van forjando como grandes personas, y su caracter, su personalidad y sus valores se van moldeando hasta ser estas primeras etapas muy importantes en su futuro como adultos. Yo he tenido y tengo el privilegio de trabajar por el deporte de nuestro pueblo y ya empiezo a ver el fruto de aquellos primeros años. Muchos de "mis niños" ya son grandes personas adultas. Gracias por la experiencia.

Sobre estas líneas, en la estación de Ferrocarril (uno de los campos de entrenamiento habituales) en el año 1955 están:
Arriba, Manuel "Pucherete", Pepín Bonachera, Antonio Carranza, Juan Segovia, __, Antonio Fuentes y "Machio".
Abajo, Lorenzo Lopera "Mocho", Manolín Carranza Cruz, Alonso Molina, Julio Muñoz y Antonio Lopera.

domingo, 10 de febrero de 2013

La Quinta del 67

Ya teníamos ganas de publicar alguna Quinta más, pues en ellas son muchas las caras que se reunen y muchos los recuerdos entrañables que acompaña a aquellos grupos de juventud.

Aquí están, el 2 de febrero de 1967 se harían estas fotos los quintos de ese año, aunque faltan muchos de los reunidos ese día.
Arriba están: Rafalillo “El del Soto”, Juan Sánchez Benítez “Baltasar”, Manuel González López y Diego Lopera.
En la segunda fila: ___,  ___ , Miguel Pozas, Juan Sánchez “Aguadulce”, Pepín Limones, Alonso Muñoz “Chinela”.
Tercera fila: ___, Luis Fernández, Manuel Sánchez “Navero”, Carlos Sánchez, Antonio González, Antonio León, Antonio Carrillo, Lorenzo Lopera “Mocho”.
Cuarta Fila: Antonio Meléndez León, José Antonio García Fernández, Juan Sánchez, Joaquín Palomo, "Jarapo"(hijo de María).
Os invito a mostrarme aquellos nombres que aún no identificamos. Gracias a todos.

Y la agricultutra comenzó a cambiar

Nuestro pueblo, privilegiado lugar en el corazón del fértil valle del Guadalquivir, ha seguido el curso de la historia movido por el vaiven de la agricultura, nuestra mayor riqueza. Así, cuando más hemos dependido de la agricultura (durante el preriodo del imperio romano en hispania y en el siglo XVIII) siempre hemos tenido un periodo de expansión y bonanza y viceversa.
Cuando la maquinaria se ha ido haciendo dueña de los trabajos del campo, los trabajadores se han tenido que ir adaptando, como en este caso:

Eduardo agredano, recogiendo su carnet agrícola (para los trabajadores del campo que aun sin tener carnet de conducir tenían que manejar sus tractores y aperos). Este carnet fue de los primeros en obtenerse aquí en Peñaflor. Tenían hasta examen práctico.
Se lo entregaban el responsable del curso, junto con el sargento del puesto de la guardia civil de Peñaflor D. Manuel y el Alcalde D. Manuel Muñoz Rosa. Fíjense en el emblema de la Falange y el cuadro de Franco.

Aquí, Eduardo con su tractor y tras él, Pedro y Agustín Santiago.

viernes, 1 de febrero de 2013

Las Candelas: "Calor" humano

Esta tradicional celebración del día 1 de febrero ha ido cambiando, como todo, con el tiempo, aunque parece que todavía hay un resquicio para conservar la ilusión por acarrear leña y por conseguir una gran candela. Sin embargo, ese sabor de barrio que antes se paladeaba en las grandes hogueras del llano o la estación (El parque de albero donde hoy está el ambulatorio) se ha ido diluyendo conforme aumentan las pequeñas hogueras de grupos de amigos. Y es que este año son más de 70 las candelas distribuidas por todo el pueblo.
Recuerdo los "Juas", el bailes alrededor de la candela, ¡a la flor del Romeroooo...! ¡Ferrocarril! ¡Sácale al novio...! y también el olor a los churros caseros y las sopaipas, el chocolate caliente y el brasero de picón con las ascuas del día anterior... Eso era el sabor a pueblo auténtico.

Las historias y leyendas alrededor del fuego hacían las delicias de los más pequeños.

Aquí estamos en mi antiguo barrio, la calle Cádiz (Anterior Barrio nuevo o de los maestros) alrededor de la candela de 1997: Manuel Castro, Jose Antonio García Bayas y yo. Abajo Cristina García Bayan y mi hermana Rocío Parra. Fueron de las mejores candelarias para nosotros.

Que pasen un gran día de Las Candelas.