domingo, 27 de septiembre de 2015

¡¡Te cambio mis cromos de fútbol!!

Cuando nos acercamos a las 180.000 visitas estamos empezando la temporada en todos los sentidos y necesitamos más que nunca vuestras nuevas aportaciones, pues si no fuera por ustedes este blog no podría ser lo que es hoy, un Éxito. Por eso no me queda otra que pediros que participéis con fotos, historias, comentarios, sugerencias ya que, aquella foto que creéis es una más, puede ser un tesoro para muchos de nosotros por la gente que ya nos falta, alguien que no recordábamos, un lugar o momento especial...
¡Ánimo! LA MEMORIA DEL CUCO os está esperando en mi correo lorenpiii@yahoo.es o en facebook en https://www.facebook.com/lorenzo.parradominguez

Dicho esto, esta semana os traigo otra aportación futbolera. Y es que nos dieron tantos días de gloria...
Algunos ya nos faltan y echamos de menos y otros aún cuando se encuentran echan su ratito de batallitas recordando sus "gestas deportivas", como le pasó el otro día a mi padre, Lorenzo Parra Fernández, al reencontrarse en el Bar Palaustre con uno de sus compañeros del equipo del U. D. Peñaflor.

Aquí en una foto del año 1965 están: Portero Antonio Fuentes, Pepín Limones, Moises Ruiz, Antonio Rosa León, Pepe Muñoz "Chinela" y Alonso Riejos.
Abajo: Manuel Sánchez, Julio Muñoz, Juan Márquez, Rafael Carranza y Antonio Lopera.

En esta ocasión tenemos el más difícil todavía: Sus cromos o mejor dicho, sus fichas federativas. Espero os guste:











Aquí, en esta foto de "Foto Álvarez" están arriba: Paco León, Antonio Reyes, Manuel García "Foingue", Francisco Lopera, Pepe Toribio, el portero Julián Bueno.
Abajo: Manuel Montoro, Pepe Rosa, Manuel Espino, Antonio Ramírez y Andrés Rodríguez.

¡¡Nos vemos por Peñaflor y las redes sociales cucas!!

sábado, 19 de septiembre de 2015

Cucos de aquí y allá I: Mercedes García Carmona

Esta nueva sección va dedicado directamente a vosotros, los Cucos que una vez os tuvísteis que marchar y que desde vuestra "segunda casa" nunca habéis olvidado nuestras raíces, nuestra forma de vivir y nuestro pueblo.

La magia de las redes sociales y sobre todo de este blog me puso en contacto no hace mucho con Mercedes García Carmona: Una peñaflorense que se fue a Madrid siendo una adolescente, donde ha echado raíces.
Mercedes con 8 años junto a su madre en la puerta de Parias, en la Calle Largo. 1961
Mercedes haciendo la comunión. Ella es la de la izquierda. 1959
Un día de Almenara junto a su familia en el año 1960. Ella es la del centro.

En la puerta del colegio Pedro Parias junto a sus amigas. ella es la de la derecha. Curso 1965/66.

Año 1967. Junto a su padre en la puerta de su casa.
Bajo la Cruz de la plaza de la Iglesia en el año 1965
Su hermano José Antonio junto con sus amigos un día de Todos los Santos en Almenara de los años 60s.
Su hermano Javier haciendo la comunión en 1953. Nació en 1947.

Su hermano Jose Antonio haciendo la Primera Comunión. Nació en 1950.

Sus padres en una foto más actual (Q.E.P.D.) Este homenaje va también para ellos.
La Virgen de Villadiego es llevada siempre presente por los cucos allá por donde van. Esta imagen es de los años 60s.

Su padre trabajaba en el cortijo de "La Sancha" con Toribio,y  a pesar de que el trabajo no le faltaba decidió que sus tres hijos tendría más oportunidades de trabajar en algo que no fuera el campo si se iban a Madrid.
para allá se fueron en enero del año 1968, un mes antes de que nuestra amiga Mercedes cumpliese los 15 años y sus hermanos 18 y 21.
Ellos vivían en "La fuente Oñarda", por encima de sus abuelos Antonio y Mercedes. Todos conocían y conocen a su familia como "Los Arrieros". Su madre María y sus tías Lola, casada con Pepe Copete (que vivía en calle Las Cruces), Isabel, o Emilia (que vivía en la calle Soria) y Julia (Madre de Carlos Jurado)
Nuestra amiga Mercedes se caso con un madrileño con quien tuvo dos hijos que hoy tienen 34 y 40 años.

Al hablar con ella, pude comprobar el cariño con que recuerda Peñaflor. Para ella y su familia va este homenaje.
Un abrazo fuerte.
Una foto más actual de Mercedes, nuestra protagonista.
¡Cucos!:Si queréis que se conozca vuestra propia historia de vida solo tenéis que poneros en contacto conmigo a través de facebook o en el correo electrónico lorenpiii@yahoo.es
Estaré encantado de escucharos y haceros parte de nuestra "Memoria".

lunes, 7 de septiembre de 2015

Peñaflor de Leyenda

Si algo hace que la historia perdure son las Leyendas. En ellas, van pasando de generación en generación de forma oral muchos datos y acontecimientos que con el tiempo se convierten en mitos. A partir de ahora, cuando busquéis la etiqueta "leyenda" en nuestro blog, podréis encontrar las que forman el ideario de nuestro pueblo.
Comencemos por na leyenda que llevaba tiempo buscando, y que por fin ella me encontró a mí:

La leyenda de la princesa Alhima de Almenara

Sarthou C. en su libro “Castillos de España”, recoge una inverosímil leyenda popular sobre este castillo, tejida a propósito de una galería pendiente que había cerca del muro de poniente y que a una profundidad de 15 metros terminaba en una estancia con puerta de hierro que impresiona a los visitantes incrédulos.

"Cuéntase que un capitán que ayudaba al rey Santo en la reconquista de Sevilla, se apoderó de una bella mora hija de un caudillo árabe: La encantadora Alhima, se prendó de Don Gonzalo el raptor, que era el defensor de este castillo recientemente tomado a los árabes, y en él puso a buen recaudo a su amada presa. El padre de ella loco de furor por la deshonra, reunió las huestes de numerosos guerreros, y al frente de ellas atacó, como un huracán, la fortaleza. La lucha fué terrible, el águila cristiana bajó de la altura para ensangrentarse contra las huestes mahometanas. Sobre montones de cadáveres se encuentran frente a frente el moro ofendido y el cristiano enamorado, que se arremeten con furia, hiriéndose mutuamente; pero en lo alto del Castillo aparece la figura de Alhima, pálida y llorosa con su despeinada cabellera mecida al viento. 

Al ver el loco desafío, baja a interponerse entre ambos contendientes, ofreciendo al padre, su vida en holocausto de la de su amante; el padre la mata y Gonzalo mata al parricida, desapareciendo luego por esta mina como tragado por la tierra".


Esta leyenda la escribió también Bisso a mediados del pasado siglo, en que el castillo estaría mejor conservado, y quedasen restos del pasadizo y puerta de hierro, que pudieron comunicar el recinto de la fortaleza con la cueva anteriormente descrita.
Representación del Castillo de Almenara en un mapa del término de Peñaflor del 28 de febrero de 1628.
Representación del Castillo de almenara en un tapiz que representa esta villa independiente de 1752.