sábado, 25 de febrero de 2017

Las campanas: Un sonido patrimonial

El repique de las campanas... Ese sonido que escuchamos en los pueblos y que evoca a momentos claves de nuestra vida: Aquella ocasión especial, la llegada de la Patrona, un nacimiento (en la ermita de Ntra. Sra. de la Encarnación), la verbena de Los Santos Mártires (en su ermita), una boda o la nuestra, o una pérdida... Siempre han estado ahí, pero a veces se dejaron de escuchar sus ecos. Como ocurrió en La Vereda o Vegas de Almenara. Hoy por fin los hemos recuperado en la iglesia de San Pedro Apóstol y la última en el Convento San Luis del Monte.


Espadaña de la ermita de "La Encarnación"

La intervención más importante hasta la fecha ha sido la de la parroquia de San Pedro Apóstol, en la que se restituyeron cubiertas, paramentos, yeserías, iluminación artística y campanario al completo.
Así, pudimos ver como bajaban las deterioradas campanas en una enorme grua y cómo las volvían a subir en un día grande, que nos devolvían los sonidos de antaño, incluso añadiendo una campana nueva y nos instalaban el nuevo sistema automático de repique por electromazos para anunciarnos las horas y los cultos de diversa índole. Ahora será un recuerdo el repique a mano con toque de campaniche que hacían mis tíos y mi padre en su infancia como monaguillos.

Estado previo de una de las campanas. Con una gran grieta. 

El yugo también estaba bastante deteriorado.

Estado final de la primera campana, con la nueva fecha de restauración y la leyenda que antes aparecía extendida, ahora está en la franja inferior. 

Estado inicial de la segunda campana 
Estado final de la segunda campana a la que se limpió y conservó todos los detalles y se renovó el yugo. Pone "Iglesia de San Pedro Apóstol. Ora Pron Novis."

Estado inicial de la tercera campana. Es la pequeña y tiene los detalles de una imagen de San José y por el reverso de la Virgen de la Encarnación.

Se limpió, se colocó el yugo y se protegió del paso del tiempo, a parte de colocar en esta y todas el mecanismo automático.

Finalmente se creó una nueva cuarta campana de 40 kilos de peso con el nombre de Ntra. Sra. de Villadiego.

También se pueden escuchar hoy los sones de las campanas del convento San Luis del Monte cada hora, gracias al trabajo de la misma empresa "Rosas" (Torredonjimeno). Si queréis escucharlas solo tenéis que hacer click sobre el siguiente enlace del facebook de DIGLEY Estudios:

Así se vió su "antes" y "después". Estamos deseando ver los próximos cambios:



A veces, parte de nuestro patrimonio pasado se diluye en nuestro propio presente, como las fotos de este blog. Así que para conservarlo hay que conocerlo, valorarlo y conservarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario