Otros idiomas/ Other languages

domingo, 30 de abril de 2017

Tesoros por conservar: Nuestras vías pecuarias

Antaño autovías para el ganado, las vías pecuarias se asentaron en nuestro territorio gracias a la Mesta y la trashumancia del ganado y los duros ganaderos de norte a sur y de este a oeste de la piel de toro que es la península. Muchas veces aprovechaban caminos milenarios como las calzadas romanas y otras abrían nuevos caminos uniendo zonas de abrevaderos y descansaderos donde el ganado podía reponerse al duro camino.
Hoy en día, con la desaparición de este camino ritual del ganado, la estabulación del ganado e industrialización y la apropiación de los propios caminos, han ido desapareciendo de nuestra vista, muchas veces encarcelados por vayas y cancelas con candado. Sin embargo, siguen siendo suelo del estado que, por ejemplo pueden servir para nuevas rutas turísticas, ecuestres, senderistas, vías verdes...
El Grupo Senderista de Peñaflor, en su labor comprometida, está intentando recuperar estos valiosos senderos rurales con lo mejor que saben hacer.
En geeral denominamos con distintos nombres a los caminos públicos según su anchura:
  • Cañada: la que no supere 90 varas de ancho (75 metros)
  • Cordel: la que no supere 45 varas de ancho (37,5 metros)
  • Vereda: la que no supere 25 varas de ancho (20 metros)
  • Colada: su anchura puede ser variable siempre inferior a la Vereda
También existen caminos públicos al borde de los cauces de ríos y arroyos, así como caminos de servicio y policía y de servicio restringido como en los canales y espacios naturales, los cuales tiene también una determinada anchura:
Descripción de tipos de vía e imagen extraídas del blog Nómadas Outdoor.

En Peñaflor existen varias vías pecuarias de distinta importancia y magnitud, desde la Cañada Real Soriana hasta varios cordeles que circulan como afluentes de las grandes vías.
Plano topográfico de nuestro término con las vías pecuarias que lo 
circundan numeradas, así como sus descansaderos.









Descripción de las vías pecuarias locales y mapa de nuestro término extraído de "Revista Almenara", de artículo de Gustavo A. Contreras "Las Vías Pecuarias: Siete siglos de arraigo en nuestro municipio."
Registro de nuestras vías pecuarias


Plano del término de Peñaflor donde pueden apreciarse las vías pecuarias que lo surcan, sobre las cuales están sus respectivas denominaciones.
Uno de nuestros últimos ganaderos locales junto a su rebaño de cabras mientras las cambia de lugar de pasto. Cada vez se ve menos esta bucólica imagen por nuestro territorio.

miércoles, 26 de abril de 2017

Otros abriles... Otras noticias

Continuamos inmersos en nuestra hemeroteca sin parar de encontrar noticias que nos describen nuestra sociedad de otro tiempo, sus problemas, sus aficiones, su forma de vivir... que nos dicen una vez más que todo es cíclico, que aquellos ecos no son tan distintos de lo que hoy vivimos... Comenzamos:

La primera es una nefasta noticia sobre un accidente ferroviario aparecido en el Diario de Córdoba del 12 de abril de 1867. Muy al principio de la venida del ferrocarril a nuestro pueblo.

Esta singular segunda noticia nos habla de detenciones políticas en el lejano 1883 en nuestro pueblo. Una sociedad anarquista que tenía como sede una de las casas de nuestro pueblo. Diario de Córdoba del 1 de abril de 1883.

El 14 de abril de 1961, como relata esta noticia del ABC, aún se disputaba un famoso concurso de pesca en el Guadalquivir a su paso por Peñaflor, entre las provincias de Córdoba y Sevilla. Una iniciativa recuperable que daría de nuevo valía a nuestro pueblo y cabida a este deporte venido a menos en nuestras aguas.

sábado, 22 de abril de 2017

Manuel Triviño "El Granaino": Novillero de Peñaflor

Llega abril y con los primeros calores se despierta la primavera, las flores, los trinos de los pájaros y cómo no... La Feria de Sevilla. Comienza también la temporada grande del toreo con la Feria de Abril en "la Maestranza" y la de San Isidro en "Las Ventas". Por ello, y para rendir homenaje a uno de nuestras aclamadas figuras del toreo, brindamos esta entrada del blog, arrojando la montera a vosotros, público que nos lee desde el burladero.
¡Va por ustedes!



También os mostramos algunos de sus carteles emblemáticos







domingo, 16 de abril de 2017

Personajes de Peñaflor: Gregorio

Hace tiempo que no tocamos el tema de los personajes propios y reconocidos de nuestro pueblo. Aquellos que son conocidos por el colectivo por su popularidad, sus peculiaridades, su buen hacer, su trayectoria... todos ellos dando identidad a nuestras calles y más de uno pudiendo dar nombre a alguna de éstas.
Por mucho que pasan los años, se va quedando en el subconsciente colectivo determinadas coletillas, recuerdos o imágenes que se graban a fuego y hacen que nunca se olviden esas personas.

Hoy dedicamos esta entrada a Gregorio. Así, solo por su nombre, todos sabréis quien era.
Él era tío de Carmela Ruiz, la de la tienda con el mismo nombre, pues ella lo cuidaba y vivían juntos. Todos recordaréis seguro al hermano de ésta, Paco Ruiz, que poseía una famosa tienda de telas y moda en Sevilla "Tejidos Ruiz" y quien daría pie a que en Peñaflor abriera otra tienda parecida su hermana Carmela. Aquella mítica tienda al final de la calle Blancaflor, cerca de "el Cantillo".
Aquí está Gregorio en su faceta más conocida, en la sacristía de la iglesia de San Pedro con la capa y el alba del sacerdote, dispuesto a ser él quien se la colocase.

Gregorio era un hombre de gran porte, de rutinas y que siempre podían ver sentado al fresco en la puerta, en "El Cantillo" (esquina entre las actuales calles Juan Carlos I, Madre Mª Purísima y Blancaflor).
Corría la década de los 60's y 70's cuando a todo el que pasaba saludaba por su nombre. Siempre preguntaba que hacia dónde iba, a lo que todos le contestaban con rintintín "¡A por leche!" esperando su reacción, diciendo "¡Cochiiinooo!". (A veces la conversación la hacía él a la inversa con idéntico resultado). En realidad iba a comprar la leche a la casa de Pepe Fernández Domínguez (lo que hasta hace poco era La Caixa, en la esquina de la calle)
También lo podías ver leyendo el periódico cerca del mostrador de la tienda. Iba a comprar el suyo o el de algún bar cercano a la tienda de Rosarito "La del Pescao" que era la única que vendía prensa por entonces, hasta que pasaría más tarde a la barbería de Antonio Ruiz.
Otras veces lo veían pasar con su bastón hacia alguna casa para dar el pésame, el primero en cada difunto. Si no era el primero el darlo se volvía a su casa sin darlo. También debía estar siempre en el mismo sitio durante la misa: De pié apoyado en las rejas del altar, contestando con convicción en cada parte de la misa.
Pero si por algo se recuerda es porque su máxima aspiración era ser el único que le ponía la capa y el alba al sacerdote D. José cuando iba a asistir a misa, en una boda o bautizo, para seguidamente pedir la propina a los padrinos del evento. Su relación con los monaguillos era especial, aunque más de uno le hacía rabiar. Solo bastaba con hacerle la señal de la cruz para que se pusiera nervioso y en un gesto característico, se mordiera el nudillo del dedo índice, donde tenía un cayo de repetirlo.
La gente lo apreciaba. Era de esos personajes entrañables que formaba parte de nuestra realidad social y formaba parte de del puzle de nuestra "gente de siempre".

sábado, 1 de abril de 2017

Alzar la voz para ser escuchados

Eso decía nuestro himno andaluz: "¡Andaluces levantaos! ¡Pedid tierra y libertad!". Y es que para ser escuchados no se puede ser impasible, inmóvil... sino que hay que creer con convicción en una idea, y sobre todo en un bien común. Muchas veces esta intención de dar un paso adelante nos ha llevado a las calles para decir alto que estamos ahí, con toda la fuerza que la colectividad nos da para lograr lo que nos propongamos.
Ayer 31 de marzo de 2017 volvimos a salir a las calles de Peñaflor para una causa común que es recuperar los servicios sanitarios 24 h. de los que carecemos ya demasiados años. Es una causa justa que no debe obedecer a ninguna ideología política sino al bien supremo del estado de bienestar tan vilipendiado en la última década. En cuanto a derechos adquiridos, lo que consiguieron nuestros mayores durante más de 30 años, lo vemos perderse en solo unos cuantos.

A colación nos viene esta foto que nos ofrece Juan Pérez "Danta" sobre una manifestación por nuestras calles en el año 1978 para exigir mejores condiciones y dignidad en el trabajo.
Subiendo la calle Aviador Carmona, en el cruce con calle Ramón y Cajal, están: Mi padre Lorenzo Parra, Andrés Osuna, Juan Pérez y Antonio Tejera, en segundo plano Enrique Pizarro, Francisco García, Moisés Ruiz y Selfa. Más atrás José Ruiz, Francisco Angulo y Ángel González entre muchos otros.

Otras sonada manifestación en Peñaflor fue la del "encierro" de 1981 en la que incluso hubo jornaleros procesados años después por lo que el pueblo volvió a salir a la calle.

Ayer se volvió a salir a la calle
Foto Plataforma "Médico 24 horas Peñaflor" durante la manifestación del viernes 31 de marzo por la Avenida de Sevilla.